Diálogos internos nunca expresados

 

Me sabe a engaño esta noche.
– Y ¿qué hago cuando quiero llorar?
Dibujame algo lindo.
-Imposible!
Piensa en mi.
-Eso no funciona.
¿Por qué?
-¿Puedo?
¿Quieres?
-¿Por qué tengo que decirlo yo?
Porque si soy yo no me lo perdonarás.
-¿Y duele?
Así es.
-¿Tú quieres?
Si crees que ayudará.
-Creo que he llevado esto a un lugar solo, con negro alrededor; un punto justo en la nada que al moverme me pierde… ¡por eso no te suelto!
Es como si hubiera un punto…y de pronto lo veo: ¡es molesto!
Por más que trato evitar mirarlo es imposible, me molesta tanto, mas no puedo dejar de verlo y más me enfado. Entonces disimulo; sí, respira y piensa en gris… ¡pero no! Tú quieres que sea un rosa que no existe; y me enojo yo ya sin disimular.
¿Por qué finges? Te pregunto sin hablar y no respondes, porsupuesto. Crees que no he visto tu color cuando me mientes. Es muy crudo, no me gusta.
Me incomoda.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s